ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Toledo Viajes, Pasión por la Cultura.

Propone una experiencia única, a tu medida.

¿Cómo decidir qué visitar en Toledo?

La mejor visita a Toledo es la que más se adapta a tus gustos. La ciudad, con 105 monumentos y un casco histórico que conserva las huellas de su intenso pasado, tiene propuestas que satisfarán los intereses más diversos. Nuestra misión es transmitir el legado histórico de Toledo de una forma entretenida y profesional tanto a particulares como a empresas que quieren organizar eventos en lugares exclusivos, cargados de simbolismo y belleza.

Una ruta amena y divertida para que conozcan la historia de Toledo y sus personajes más extraños y divertidos. En algunos puntos de la ruta explicaremos una leyenda donde los niños y algún papa y mamá seran los protagonistas

En una ruta teatralizada pasan a ser escenarios vivos de una historia contada en primera persona. Si las visitas guiadas en Toledo son muy recomendables, para aprovechar mejor tu tiempo en una de las poblaciones con más Patrimonio Cultural del planeta

Estrenábamos 2017 con noticias sobre nuevos descubrimientos arqueológicos en Toledo. Esta ciudad, la segunda después del Vaticano en densidad monumental, aún nos sorprende cada día con nuevas huellas de las distintas culturas que la hicieron crecer

Toledo no es una ciudad cualquiera. Puedes visitar Toledo de una forma especial, nosotros te proponemos esta ruta guiada para que conozcas todos sus secretos.

Calles laberínticas que serpentean entre edificios medievales. Se palpa el ambiente misterioso de otra época, de otra cultura. Recorriéndolas puedes descubrir los vestigios de la comunidad judía de Toledo, que han sobrevivido a persecuciones, incendios

Si quieres visitar Toledo y eres un enamorado de La orden del Temple te esperamos con esta ruta de los Templarios. Una ruta nocturna por callejones y adarves donde historia y leyenda van unidas de la mano

¿Se puede visitar Toledo en un día?

La respuesta es sí, por supuesto. Sin embargo, en una ciudad como Toledo, Patrimonio de la Humanidad, las visitas de un día siempre tendrán carácter de “cata”: una primera degustación de su colosal, diversa y notable oferta, tanto desde un punto de vista cultural como artístico. Por no hablar de que quien no pasa la noche en la ciudad se pierde la faceta nocturna de Toledo, llena de propuestas interesantes.

Puedes venir en coche, autobús o tren. Si se trata de lo primero, te aconsejamos que lo estaciones en el aparcamiento gratuito de Safont, antes de entrar a la ciudad, ya que es difícil moverse con automóvil por el casco histórico. En este artículo tienes más información sobre aparcar en Toledo.

En cualquier caso, para unificar el programa, el recorrido empieza por la mañana en la Puerta de la Bisagra.

Una mañana en Toledo

Esta es una de las puertas de Toledo; históricamente eran el acceso a la ciudad a través de la muralla. Muy próximas están también las puertas de Alfonso VI, la del Sol y la de Valmardón. Comenzar por ellas te permite sintonizar con el Toledo medieval.

La puerta de Valmardón permitía la entrada a la medina. Y junto a ella está la Mezquita del Cristo de la Luz, del siglo X. No te pierdas el interior de este importante exponente del arte musulmán español.

A dos pasos tienes la plaza de Zocodover, centro vital de Toledo. Desde aquí, puedes organizar tu mañana. A través del Arco de la Sangre, puedes llegar al Hospital de Santa Cruz, un espléndido edificio que alberga una interesante colección artística, y acercarte también a la Catedral de Toledo, una joya del arte gótico que te deslumbrará por dentro y por fuera.

Entre ambas propuestas, busca un momento para tomar fuerzas y un café en la Biblioteca del Alcázar. Disfrutarás de una panorámica de Toledo excepcional.

Comer en la ciudad de las tres culturas

La oferta gastronómica de Toledo es muy variada. Hay alternativas para todos los bolsillos. Como destacables, reseñamos aquí algunas opciones especiales, por su vinculación con la ciudad.

En primer lugar, el Bar Restaurante Ludeña (plaza de Horno de la Magdalena). ¿Qué mejor que probar las populares carcamusas en el lugar donde fueron creadas?

Otra opción interesante es la del Restaurante Alma de Toledo. Es un espacio singular, como un patio musulmán, en el casco antiguo (calle Navarro Ledesma, 1). Tienen cartas con platos tradicionales de las 3 culturas que convivieron en la ciudad. Así, puedes degustar unas chuletas sefardíes, un Tajín de gambas o un Bacalao de Isabel de Portugal. Cuenta con platos para vegetarianos y veganos.

Y tienes más posibilidades. Muy cerca de aquí está la popular calle Alfileritos, donde encontrarás restaurantes con encanto.

Una tarde en Toledo

Al salir de comer estás en el lugar adecuado para seguir conociendo la personalidad de la ciudad. Es buen momento para pasear por las estrechas calles de Toledo, cerca de la Plaza de San Vicente, donde buscar los cobertizos, pasadizos formados en las calles cubiertas por edificios unidos, como el de Santa Clara y Santo Domingo el Real.

Siguiendo por el barrio pasaremos por el convento de Santo Domingo el Antiguo, hasta llegar a la Plaza de la Virgen de Gracia y de ahí, a un paso, el extraordinario mausoleo real de San Juan de los Reyes.

Tras admirar este espectacular monumento del gótico isabelino, puedes tomar la calle de los Reyes Católicos. Encontrarás la sinagoga de Santa María la Blanca. No te dejes engañar por su modesto exterior y entra a descubrir su belleza.

Más adelante topas con un conjunto de espacios visitables que, si quieres verlos todos, te exigirá una rigurosa dosificación del tiempo:

La sinagoga del Tránsito (al mismo tiempo, museo Sefardí); la Casa-Museo de El Greco y la Iglesia de Santo Tomé, donde contemplar la obra cumbre del pintor griego: el Entierro del Conde de Orgaz.

Según sea tu visita en verano o un invierno, los horarios de cierre son diferentes para estos espacios. Pero de una manera u otra, el punto final de tu experiencia toledana aconseja que te desplaces a unos cinco kilómetros de aquí.

Si has dejado el coche donde te aconsejamos al inicio de este artículo, puede ir a recuperarlo en pocos minutos por el paseo de Recaredo. Si has venido en otro medio de transporte, aquí mismo, junto al paseo del Tránsito hay una parada de taxis. El objetivo: acercarte al Parador de Toledo, al otro lado del Tajo.

No hay mejor despedida que tomar algo en su terraza mientras admiras una panorámica sublime de Toledo bañado por la luz del atardecer. Una imagen para grabar en tu corazón.

Pero si no puedes disponer de más tiempo, te sugerimos un posible programa a seguir, para que ese día sea un recuerdo inolvidable que quieras repetir.